Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Más información -
Política de cookies +

Funcionamiento del sector eléctrico: Acumuladores eléctricos

martes, 14 de julio de 2020

 


Los últimos avances en el desarrollo de las energías renovables o el autoconsumo eléctrico, por citar algunos ejemplos, no serían posibles sin la existencia de acumuladores eléctricos, dirigidos a posibilitar el almacenamiento de la energía generada, para que esta pueda ser utilizada cuando realmente se necesita.

En este sentido, si bien los últimos cambios normativos en materia de autoconsumo contemplan la posibilidad de proceder al volcado del excedente energético generado por estos sistemas en la red eléctrica, los acumuladores eléctricos siguen gozando de una extraordinaria vigencia, sobre todo en aquellas instalaciones que se encuentran en lugares aislados o con unas menores posibilidades de acceso a las infraestructuras de distribución energética de nuestro país.

Por eso, desde Eres Energía queremos aprovechar este espacio para resolver tus dudas sobre este aspecto, con el fin de que entiendas a la perfección su funcionamiento y potencial de uso.
 

¿Qué es y cómo funciona un acumulador eléctrico?

 
Cuando se habla de acumuladores eléctricos se está haciendo referencia a aquellos dispositivos que han sido diseñados específicamente para el almacenamiento de la energía procedente de sistemas orientados exclusivamente a su generación, como es el caso de las placas solares, con el fin de permitir que esta no tenga que ser utilizada conforme se produce, sino cuando realmente es necesaria.

El funcionamiento de los acumuladores eléctricos se asemeja bastante al que podemos observar en el caso de las pilas o baterías recargables, aunque en función de los distintos tipos de acumuladores eléctricos, que comentaremos más adelante, cada uno de ellos presentará una estructura propia y diferencial.
 

¿Qué tipos de acumuladores eléctricos puedes encontrar?

 
En la actualidad, podemos encontrar diferentes categorías de acumuladores eléctricos, atendiendo principalmente al tipo de energía renovable que tiene la capacidad de almacenar dicho dispositivo:

Acumulador eléctrico fotovoltaico; se trata de aquellos dispositivos diseñados para el almacenamiento de la energía procedente de paneles solares fotovoltaico. Estos dispositivos han perdido cierta vigencia, gracias, como hemos comentado, a la posibilidad de volcado a la red eléctrica, aunque siguen siendo muy útiles en caso de instalaciones aisladas.

Acumulador eléctrico térmico; estos dispositivos tienen la particularidad de aprovechar la acumulación de energía para la generación de calor (o energía térmica), con el fin de que esta pueda ser utilizada en los sistemas de climatización en hogares o instalaciones industriales.

Acumulador hidráulico; estos dispositivos, a diferencia de los anteriores, se basan en la acumulación de la energía hidráulica en un depósito que contiene habitualmente gas de hidrógeno, incrementando la presión de este hasta que se produce energía a partir de su compresión, por lo que, dada su complejidad, su utilización se suele limitar a puntos de suministro industriales.
 

¿Cuál es la principal aplicabilidad de un acumulador eléctrico?

 
Como se ha comentado anteriormente, la principal función de estos sistemas radica en posibilitar el almacenamiento de la energía generada a través de fuentes de energía principalmente renovables, para su utilización posterior, ya sea a nivel doméstico o industrial.

En este sentido, el potencial de almacenamiento de los acumuladores eléctricos y su funcionalidad dependerán, como es lógico, de su tamaño y capacidad, ya que podemos encontrar desde acumuladores eléctricos portátiles, como puede ser el caso de los cargadores externos de baterías para móviles, hasta sistemas de gran tamaño que permiten la recarga de coches eléctricos o el suministro de la energía eléctrica necesaria para el funcionamiento normal de una vivienda.

 

Ver más noticias
Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre    
e-mail (oculto)    
Sitio web  
Comentario
Código de la imagen
 
Imagen Captcha
Mostrar otro código
Enviar comentario

ERES ENERGIA S.L.- Política de Privacidad
Responsable: DAIMUZ ENERGIA S.L.
Finalidad: Gestionar la consulta planteada a través del formulario. Envío comunicaciones comerciales.
Legitimación: Consentimiento del usuario.
Destinatarios: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Limitación y Portabilidad. Revocación del consentimiento.
                                                              

                                           


Cuando compramos o alquilamos una vivienda o local puede ocurrir que al encender el interruptor no haya luz. Esto puede deberse a que no tiene la instalación eléctrica o q que su anterior propietario le dio de baja.

 
Sin comentarios
 

Va circulando por las redes sociales una factura en la que se paga una barbaridad, sin que haya apenas consumo de luz. La gente está muy indigdana y expresa lógicamente su descontento. Pero lo que la mayoría no sabe, es que no sólo pagamos por la energía que consumimos, sino también por la potencia que tengamos contratada, de forma que tenemos que tratar de tener la potencia ajustada a nuestras necesidades, ya que
cuanta más potencia tengamos más tendremos que pagar.

Sin comentarios

El cambio de titular se puede solicitar por varias razones, siendo la más común el alquiler o compra de una vivienda. Este cambio conviene tanto al nuevo inquilino o propietario como al anterior, ya que la titularidad lleva asociada la responsabilidad sobre el suministro.
Sin comentarios
 
                                                    


¿Qué es la tarifa con discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria es aquella en la que el precio de la luz varía dependiendo del momento del día en que se consuma. Se divide en dos periodos, Periodo punta, en el que la luz es más cara, y el Periodo valle, en el que la luz es mucho más económica.
2 comentarios
                                                                                                                              


Hay mucha confusión con este tema ya que los dos tipos de empresa son compañías eléctricas. Sin embargo, difieren en cuanto a sus funciones y a que a una la eliges tú, la comercializadora, y la otra te viene impuesta por el lugar en el que vives, que es el caso de la distribuidora. Facilita la confusión el que haya comercializadoras con el mismo nombre que la distribuidora, por ejemplo: Endesa distribución vs Endesa comercial.
1 comentario