Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Más información -
Política de cookies +

Consejos y trucos que pueden ayudarte a ahorrar energía en casa: cocina

viernes, 16 de agosto de 2019

 


Es indudable que la cocina es una de las estancias de tu vivienda en la que se produce no solo un mayor consumo eléctrico, sino que además este es mucho más constante, ya que varios de tus electrodomésticos, como es el caso del frigorífico o el congelador, se mantienen conectados durante las 24 horas del día, los 365 (o 366) días del año.

En este sentido, sí que es cierto que existe una falsa creencia de que este consumo tiene un carácter, en cierto modo, irrenunciable, ya que la mayoría de estos electrodomésticos son esenciales para el desarrollo de nuestra vida diaria.

Aunque este segundo aspecto sea cierto, puedes poner en práctica un considerable número de medidas que pueden ayudarte a disminuir este consumo, ajustándolo de una forma más eficiente a tus necesidades reales de abastecimiento.

Por eso, una vez que hace unos días te ofrecimos algunos consejos útiles para incrementar tu eficiencia energética doméstica al usar el baño de tu vivienda, desde Eres Energía consideramos importante que conozcas igualmente qué puedes hacer para reducir tu gasto eléctrico en este sentido:

Evita la pérdida de frío en tu frigorífico y congelador; en primer lugar, debes tener presente que, en la medida en que evites mantener abierta la puerta de estos electrodomésticos más tiempo del necesario, estarás reduciendo su necesidad de consumir energía para mantener una temperatura constante.

Deja enfriar tu comida en el exterior antes de conservarla en estos electrodomésticos; otra medida a tener en cuenta residirá en esperar a que los alimentos cocinados se atemperen, para así no alterar su temperatura interna.
Asimismo, si sacas un alimento del congelador, será conveniente que lo mantengas un tiempo en el frigorífico, para que se vaya descongelando gradualmente y, al mismo tiempo, aprovechar esa pérdida de frío como apoyo para mantener la temperatura del resto de alimentos.

Ajusta la temperatura de tu frigorífico y congelador en cada estación del año; aunque estos electrodomésticos se mantienen en funcionamiento durante todo el año, su necesidad de consumo variará notablemente en función de las condiciones ambientales externas.
Así, será bueno que regules su temperatura de forma periódica, aumentándola en verano y reduciéndola en invierno, y que tengas en cuenta, además, si tu nevera se encuentra habitualmente llena o no, y también si es necesario que funcione a pleno rendimiento cuando tienes previsto estar fuera de casa durante unos días.

Utiliza el fogón o la placa más adecuada para cada recipiente; con el fin de no desaprovechar el calor que genera tu cocina, y concentrarlo lo más posible en la base de tu olla o sartén, acelerando así la preparación de los alimentos.

No olvides la importancia del ‘calor residual’; cuando estés terminando de preparar tu receta, recuerda que puedes apagar tu cocina unos instantes antes, y aprovechar el calor generado para dar el último toque a tus platos.

Utiliza el lavavajillas y la lavadora a plena carga y en programas ‘eco’; ten en cuenta que estos electrodomésticos, utilizados de una forma correcta, te permitirán ahorrar energía eléctrica y agua.
Para ello, deberás utilizarlos cuando su carga esté completa y en aquellos programas que realicen un menor consumo, o que realicen su función con agua fría.

Compra electrodomésticos eficientes; más allá de los consejos anteriores, será conveniente que, una vez que necesites renovar alguno de tus electrodomésticos, te plantees la compra de aquellos modelos que cuentan con un etiquetado energético más eficiente, como son los que poseen un sello A+, A++ o, incluso, A+++.
Aunque el precio de estos sea un poco más elevado, podrás amortizarlo sobradamente gracias al ahorro en tu consumo eléctrico mensual, favoreciendo así una actitud mucho más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

 

Ver más noticias
Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre    
e-mail (oculto)    
Sitio web  
Comentario
Código de la imagen
 
Imagen Captcha
Mostrar otro código
Enviar comentario

ERES ENERGIA S.L.- Política de Privacidad
Responsable: DAIMUZ ENERGIA S.L.
Finalidad: Gestionar la consulta planteada a través del formulario. Envío comunicaciones comerciales.
Legitimación: Consentimiento del usuario.
Destinatarios: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Limitación y Portabilidad. Revocación del consentimiento.
                                                              

                                           


Cuando compramos o alquilamos una vivienda o local puede ocurrir que al encender el interruptor no haya luz. Esto puede deberse a que no tiene la instalación eléctrica o q que su anterior propietario le dio de baja.

 
Sin comentarios
 

Va circulando por las redes sociales una factura en la que se paga una barbaridad, sin que haya apenas consumo de luz. La gente está muy indigdana y expresa lógicamente su descontento. Pero lo que la mayoría no sabe, es que no sólo pagamos por la energía que consumimos, sino también por la potencia que tengamos contratada, de forma que tenemos que tratar de tener la potencia ajustada a nuestras necesidades, ya que
cuanta más potencia tengamos más tendremos que pagar.

Sin comentarios

El cambio de titular se puede solicitar por varias razones, siendo la más común el alquiler o compra de una vivienda. Este cambio conviene tanto al nuevo inquilino o propietario como al anterior, ya que la titularidad lleva asociada la responsabilidad sobre el suministro.
Sin comentarios
 
                                                    


¿Qué es la tarifa con discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria es aquella en la que el precio de la luz varía dependiendo del momento del día en que se consuma. Se divide en dos periodos, Periodo punta, en el que la luz es más cara, y el Periodo valle, en el que la luz es mucho más económica.
2 comentarios
                                                                                                                              


Hay mucha confusión con este tema ya que los dos tipos de empresa son compañías eléctricas. Sin embargo, difieren en cuanto a sus funciones y a que a una la eliges tú, la comercializadora, y la otra te viene impuesta por el lugar en el que vives, que es el caso de la distribuidora. Facilita la confusión el que haya comercializadoras con el mismo nombre que la distribuidora, por ejemplo: Endesa distribución vs Endesa comercial.
1 comentario