Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en Más información -
Política de cookies +

Alarma cambio climático: ¿Qué repercusiones tiene el efecto ‘Isla de Calor’?

miércoles, 7 de agosto de 2019

 

Hace tan solo unos días quisimos alertarte en este blog sobre las consecuencias negativas que está teniendo el cambio climático sobre nuestra vida diaria, prestando una atención especial a lo que se conoce como efecto ‘Isla de Calor’, cada vez más habitual en las grandes concentraciones urbanas de todo el mundo.

De hecho, en la medida que un municipio incremente su superficie asfaltada y, de igual forma, apueste por la construcción de edificaciones de tres o más alturas en su núcleo urbano, sin prestar atención a la compensación de estas actuaciones con zonas verdes y arboladas, estará aumentando el riesgo de incrementar su temperatura ambiental por encima de los niveles normales en cada época del año.

Una vez que te aclaramos en qué consiste este fenómeno, desde Eres Energía hoy queremos completar esta información repasando las repercusiones que este efecto ‘Isla de Calor’ tiene sobre la habitabilidad y bienestar de las personas que residen en grandes núcleos de población:

Descenso acentuado de la calidad de vida en las ciudades; como hemos comentado, la primera y principal repercusión negativa de este efecto reside en su influencia negativa sobre la vida de aquellas personas que residen en núcleos urbanos de gran tamaño, hasta el punto de que se está comenzando a producir un creciente interés por la ‘ruralización’.
¿Te has percatado de que en las grandes ciudades la temperatura ambiental no comienza a descender durante el verano hasta bien entrada la noche? Cada vez son más amplias las franjas horarias del día en que salir a la calle es un auténtico suplicio, poniéndose en riesgo la habitabilidad de numerosas zonas en la que se han llevado a cabo proyectos de construcción sin tener en cuenta su necesario carácter sostenible.

Incremento del riesgo de contagio de enfermedades; y aumento de la hospitalización de aquellos colectivos más sensibles, como niños y ancianos, sobre todo en aquellos días del año en el que este efecto se combina con la llegada de una ‘ola de calor’.
El calor genera un ambiente mucho más propenso para la transmisión de enfermedades víricas y bacterianas, que afectan principalmente a aquellas personas con un mayor déficit de defensas en su organismo.
Además, las altas temperaturas influyen en el agravamiento de enfermedades cardiovasculares y relacionadas con dificultades respiratorias.

Aumento de la peligrosidad de las radiaciones solares; del mismo modo, debido a la emisión de gases contaminantes y otras sustancias generadas de forma habitual en las ciudades y que se dispersan por la atmósfera, el nivel de concentración de ozono y dióxido de carbono tiende a aumentar por encima de los niveles recomendables.
Así, se genera una capa o ‘boina’ encima de los núcleos urbanos que potencia exponencialmente la acción de los rayos ultravioleta, aumentando el riesgo de quemaduras solares y melanomas.

Incremento del consumo energético doméstico; para finalizar, la generación de este efecto ‘Isla de Calor’ hace que te veas obligado a realizar un uso más intensivo y continuado de tus sistemas de refrigeración, aumentando tu gasto eléctrico por encima de lo que realmente sería necesario.
Lo peor de esta consecuencia es que, precisamente, el mayor uso de este tipo de dispositivos contribuye a acentuar el efecto de calentamiento ambiental, creando un ‘círculo vicioso’ muy difícil de combatir.
Dada la importancia de esta repercusión sobre tu bolsillo y, sobre todo, en relación a tu bienestar, nos comprometemos a tratarla con una mayor profundidad próximamente.

 
Ver más noticias
Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre    
e-mail (oculto)    
Sitio web  
Comentario
Código de la imagen
 
Imagen Captcha
Mostrar otro código
Enviar comentario

ERES ENERGIA S.L.- Política de Privacidad
Responsable: DAIMUZ ENERGIA S.L.
Finalidad: Gestionar la consulta planteada a través del formulario. Envío comunicaciones comerciales.
Legitimación: Consentimiento del usuario.
Destinatarios: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Acceso, Rectificación, Supresión, Oposición, Limitación y Portabilidad. Revocación del consentimiento.
                                                              

                                           


Cuando compramos o alquilamos una vivienda o local puede ocurrir que al encender el interruptor no haya luz. Esto puede deberse a que no tiene la instalación eléctrica o q que su anterior propietario le dio de baja.

 
Sin comentarios
 

Va circulando por las redes sociales una factura en la que se paga una barbaridad, sin que haya apenas consumo de luz. La gente está muy indigdana y expresa lógicamente su descontento. Pero lo que la mayoría no sabe, es que no sólo pagamos por la energía que consumimos, sino también por la potencia que tengamos contratada, de forma que tenemos que tratar de tener la potencia ajustada a nuestras necesidades, ya que
cuanta más potencia tengamos más tendremos que pagar.

Sin comentarios

El cambio de titular se puede solicitar por varias razones, siendo la más común el alquiler o compra de una vivienda. Este cambio conviene tanto al nuevo inquilino o propietario como al anterior, ya que la titularidad lleva asociada la responsabilidad sobre el suministro.
Sin comentarios
 
                                                    


¿Qué es la tarifa con discriminación horaria?

La tarifa con discriminación horaria es aquella en la que el precio de la luz varía dependiendo del momento del día en que se consuma. Se divide en dos periodos, Periodo punta, en el que la luz es más cara, y el Periodo valle, en el que la luz es mucho más económica.
2 comentarios
                                                                                                                              


Hay mucha confusión con este tema ya que los dos tipos de empresa son compañías eléctricas. Sin embargo, difieren en cuanto a sus funciones y a que a una la eliges tú, la comercializadora, y la otra te viene impuesta por el lugar en el que vives, que es el caso de la distribuidora. Facilita la confusión el que haya comercializadoras con el mismo nombre que la distribuidora, por ejemplo: Endesa distribución vs Endesa comercial.
1 comentario